Empresarios que donan

Para mitigar los efectos del COVID-19, muchas empresas están realización donaciones a entidades sin ánimo de lucro. Ante las consultas de algunos clientes, os explicamos el régimen tributario de éstas operaciones.

Los donativos suponen una liberalidad, por lo que no son un gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades. Eso sí, si la entidad perceptora está acogida a la Ley de Mecenazgo (tendrán que emitir un justificante de la donación certificando tal circunstancia, la sociedad donante disfrutará de una deducción en su cuota del Impuesto sobre sociedades del 35% o del 40% (en algunos supuestos). Como puede comprobar, la deducción es mayor incluso que la se derivaría de un gasto deducible convencional. Eso sí, la donación no puede superar el 10% de la base imponible del ejercicio.

Ojo, ¿y si donamos productos? En este caso tendremos que imputarnos el ingreso como si vendiéramos dichos productos, pero dicha “venta” quedará exenta en su renta (margen de beneficio). Asimismo, la empresa podrá deducirse el 35% o 40% sobre el valor contable de lo donado. En este caso tendremos un coste adicional, ya que al producirse un “autoconsumo externo” deberemos ingresar en Hacienda el IVA aplicable a la transmisión de dichos productos.

Si quieres consultarnos